Estructura de una Ponencia: Guía y sus Partes

Actualizado el viernes, 24 enero, 2020

Conoce en este artículo toda la información relevante de la estructura de una ponencia, cómo realizarla y diversas guías para elaborar una, de manera exitosa. Sigue leyendo y obtén datos confiables y sencillos que te guiarán a estructurar tu ponencia.

estructura de una ponencia

¿Qué es una Ponencia?

Según lo establecido por la Real Academia Española en el año 2017, una ponencia consiste en la comunicación o propuesta de un tema específico, la cual se somete a examen y resolución de una asamblea. Es diferente a otros tipos de texto porque este posee un componente de oralidad y se pone a discusión colectiva, lo cual implica que es seguida de una sesión de preguntas o discusión del público sobre el tema expuesto.

La persona que presenta la ponencia se llama ponente y es el encargado de transmitir de manera breve una propuesta en un auditorio. Las presentaciones llevan un tiempo predeterminado, es por ello que el ponente debe seleccionar de forma cuidadosa la información a transmitir y elegir una estrategia que se adapte al tiempo disponible.  El objetivo de las ponencias es divulgar o transmitir conocimientos y, a su vez, ponerlo a discusión de público. Sin embargo, sus objetivos pueden variar dependiendo del ámbito profesional o académico en el que sea utilizada.

También podemos definir la ponencia como un texto argumentativo, que es creado para exponerse en forma de reflexión o tesis de algún tema académico. De esta forma, las ponencias se encuentran generalmente dirigidas a comunidades académicas que se encuentran estrechamente ligadas a alguna temática en particular.

Por los motivos mencionados, la ponencia es uno de los instrumentos académicos mayormente utilizados para exponer una serie de contenidos dentro de un grupo afín a los mismos. En varias ocasiones, las ponencias son el tipo de presentación preferencial para ciertos eventos como congresos, seminarios, simposios, entre otros. Es importante destacar que, cuando se realiza una ponencia, debe tenerse en cuenta que se trata de un artículo científico de corta extensión y debe ajustarse a las normas establecidas según el evento en donde se postule dicha presentación.

¿Que es una Ponencia? y ¿Que es un Ponente?

Características principales

Toda ponencia debe tener una serie de características principales para cumplir con las normas establecidas sobre este tipo de presentación. Tenerlas en cuenta te ayudará a cumplir con la estructura de una ponencia de forma exitosa. Las características son las siguientes:

  • Es utilizada para la presentación de los aspectos más importantes a través de un breve análisis de un cuerpo de resultados mayor. Igualmente es posible exponer una sola parte del trabajo, si así lo cree conveniente el ponente.
  • El propósito principal de una ponencia es adelantar una parte de los resultados más importantes del estudio, siempre fundamentando de forma adecuada los resultados y la información mencionada.
  • En la mayoría de los casos, las ponencias son el resultado de trabajos de mayor extensión, es por ello que se utilizan como reseña del trabajo.
  • Aunque sólo se trate de una parte, la ponencia debe ser elaborada para reproducir la estructura general del trabajo. De esta forma, a partir de su contenido, el público podrá entender fácilmente los objetivos y avances de la investigación.
  • En este sentido, la ponencia puede considerarse un texto académico que es desarrollado en condiciones micro. Sin embargo, contiene su propia estructura y debe tener coherencia entre sus contenidos.
  • Una de las dificultades principales a la hora de elaborar la estructura de una ponencia, es tener en cuenta que se debe sintetizar un cuerpo de trabajo de mayor extensión.
  • La presentación de la ponencia suele durar desde 20 minutos a un máximo de una hora. Por lo tanto, se recurre a la síntesis y reducción razonable del contenido, para pasar rápidamente a los resultados.
  • Su presentación debe ser enfocada a los contenidos más generales que los que hayan sido utilizados en el trabajo escrito. Es decir, especificaciones técnicas, definición de conceptos difíciles suelen ser puntos obviados.

Usos de una ponencia

Uno de los pasos más importantes para lograr elaborar una ponencia exitosa, es tener en cuenta el ámbito en la que esta será presentada y para qué será utilizado el contenido. En este apartado del artículo te explicamos algunos de los usos más conocidos de una ponencia.

estructura de una ponencia

Difusión académica

El objetivo en este tipo de ponencia es difundir el conocimiento, el cual en este caso es producto de una investigación empírica o teórica. Pueden ser presentadas en diversos ambientes académicos, por ejemplo, conferencias inaugurales o de clausura, mesa redonda, teleconferencia, seminarios o presentaciones de trabajos de grado. En general, cada una de ellas tiene sus propias instrucciones con respecto a la extensión y estructura del texto académico.

Cuando se trata de seminarios, simposios o paneles, se suele enviar un resumen de la ponencia antes de que esta sea presentada, para el registro de las memorias. Esta técnica puede servir igualmente como filtro de selección. Por lo tanto, es importante que el ponente revise de forma cuidadosa las instrucciones del evento en el cual se presentará y las siga al pie de la letra. Es recomendable utilizar términos que la audiencia comprenda, según el objetivo del encuentro.

El uso de la evidencia en estos casos es muy importante para la rigurosidad académica. Por lo tanto, se le recomienda al ponente realizar argumentos conceptuales y empíricos de forma explícita, para sustentar su planteamiento o iniciativa y justificar los datos que lo llevan a las conclusiones de la investigación.

Seminario alemán o de investigación

Esta clase de seminarios generalmente se utiliza en ámbitos académicos de disciplinas en ciencias sociales, o con el objetivo de desarrollar habilidades críticas e investigativas. En esas circunstancias, el director o profesor del seminario, debe establecer una serie de normas para cada sesión con una bibliografía asignada, que el estudiante debe consultar antes del seminario. El objetivo de este tipo de sesiones, donde cada participante tiene un rol específico, es discutir y analizar un tema en particular.

La ponencia inicia la discusión en grupo en cada una de las sesiones. Esta forma de ponencia tiene como objetivo despertar interés en los estudiantes sobre un tema específico. De esta forma, el ponente se encarga de persuadir al grupo a través de la estimulación a reflexión respecto a la bibliografía asignada previamente, sugiriendo puntos de discusión concretos.

estructura de una ponencia

Políticas públicas

El principal objetivo en este uso de la ponencia es identificar un problema de la rama de política pública, sobre el cual se va a argumentar la relevancia ante la audiencia. Este tipo de texto debe ser argumentativo de manera obligatoria, ya que lo que busca el ponente a través de él es persuadir a la audiencia. Para hacerlo, debe identificar de forma concisa un problema que pueda ser solucionado mediante una política pública.

Luego, debe explicar a los espectadores con argumentos sustentables el por qué es un problema, a quién afecta y las razones por las que debería ser solucionado por parte de una institución pública. En este campo se necesita escoger los argumentos necesarios, siempre y cuando sean basados en evidencias para poder representar de forma adecuada la problemática y la solución propuesta. Se debe exponer la magnitud del problema y sus efectos en distintos sectores.

Derecho administrativo

Dentro de la fase parlamentaria en los trámites legislativos, la ponencia tiene un papel de suma importancia, pues brinda un concepto positivo o negativo, propone la votación y el debate correspondiente sobre proyectos propuestos por la ley. En este sentido, al igual que en el tipo de ponencia anterior, su desarrollo debe ser meramente argumentativo, porque igualmente se busca persuadir a la audiencia.

El objetivo en la ponencia de derecho administrativo es recomendar un debate o no ante una iniciativa legislativa. Para hacerlo, se debe señalar la importancia, alcance y antecedentes del proyecto en cuestión. Adicionalmente, se argumenta de forma explícita, la posición que tiene el ponente con respecto a dar el debate a la iniciativa o simplemente archivarla.

Finalmente, se debe presentar el texto propuesto para iniciar el debate. La recomendación dada en la ponencia se somete a votación, por lo tanto, es el trabajo del ponente convencer a la audiencia presente de que su posición es la adecuada.

Estructura de una ponencia

Hemos llegado a uno de los apartados más importantes de este artículo: la estructura de una ponencia. Aquí te explicaremos los detalles que necesitas saber para poder estructurar una ponencia de forma adecuada, los elementos que debes incluir, entre otros. Ten en cuenta que luego de identificar el tipo de ponencia que realizarás, debes iniciar la estructura de acuerdo a las normas establecidas dentro del ámbito en el que desarrolles tu presentación.

De cualquier forma, para todos los entornos en los que se presente, la ponencia tiene elementos básicos de un texto, como introducción, cuerpo central y conclusión. Adicionalmente, se incluye la discusión con el público. Es importante tener en cuenta que el contenido y las partes de la estructura deben adaptarse al propósito de la presentación, es decir, de acuerdo al contexto en el que se presenta y como mencionamos anteriormente, cumpliendo con las normas establecidas para el evento.

Título y autoría

El título debe ser el último apartado del texto que es pensado y escrito, tomando en cuenta que la idea central de esta parte de la ponencia es reflejar el contenido de la presentación. Una de las mejores maneras en las que se recomienda definir el título, es tener en cuenta que este debe ser la promesa exacta del contenido incluido en el resumen.

Un título hecho de forma adecuada debe tener de 10 a 12 palabras, las cuales deben hacer referencia al campo de investigación, objetivo y diseño estudio. Igualmente, el título debe ser sugestivo para los organizadores del evento y también para la audiencia.

Con respecto a los autores, en casi todas las ocasiones, los eventos no establecen un límite en cuanto a únicamente indicar el nombre del autor o los autores. También está permitido, en varios casos, colocar la institución a la que pertenecen y sus datos de contacto por si alguno de los asistentes desea contactarlo posterior a la presentación. Si se trata de varios autores en una ponencia, recomendamos que se organice la presentación de autores de acuerdo a la relevancia de los aportes que ha hecho cada uno.

Resumen

El resumen dentro de la estructura de una ponencia es una versión del texto en donde el objetivo principal es abreviar el contenido que compone la presentación. Es por eso que el resumen debe ser lo más breve posible, sencillo de leer y apropiado; teniendo en cuenta que la estructura de la ponencia también debe ser respetada dentro de este apartado de la presentación. Uno de los aspectos más importantes en la redacción del resumen, es que su objetivo es elaborar un texto que le brinde al lector la idea principal de la ponencia en solo unas pocas líneas de texto.

Con el resumen se le permite al lector si se encuentra interesado en el tema de la ponencia para leerla completa o no. Es importante tener en cuenta que los eventos en donde se realizan ponencias, uno de los documentos primeramente solicitados es el resumen, con las anotaciones del texto; de esta forma es más sencillo para los organizadores confirmar si el ponente será aceptado o no. Dentro de los requisitos generales para la redacción del resumen, se destaca que no sobrepase los 250 caracteres. En algunas ponencias se utiliza también el abstract, que es una versión en inglés del mismo resumen.

Palabras clave

De acuerdo a los aspectos particulares de la ponencia elaborada, el apartado de palabras clave funciona para apuntar todos esos factores más importantes para destacar dentro del texto. La idea de este apartado es seleccionar de tres a cinco palabras que den una idea general sobre los temas y subtemas de la presentación. Puede ser que existan algunas palabras clave que sean utilizadas con frecuencia en el campo de estudio seleccionado.

Debes recordar que, de acuerdo a las palabras clave que selecciones, podrás asegurar mayor visibilidad del contenido de la presentación para los asistentes, sobre todo en los buscadores electrónicos de contenidos académicos. Es por ello que es muy importante una buena elección de palabras clave o palabras a destacar dentro de la ponencia.

Introducción

Dentro de la introducción se le brinda al lector un panorama o idea general de la investigación que se ha desarrollado dentro del texto. Debe contener una descripción del tema, el problema, planteamiento, interpretaciones y algún vistazo a las conclusiones de la investigación. Es importante que en este apartado se mencionen los aspectos más relevantes que conforman la presentación. De esta forma, podrás asegurar a tus lectores un mayor entendimiento sobre el contenido a desarrollar.

El tamaño de la introducción es proporcional a la extensión de la ponencia. Es decir, si tu ponencia es bastante extensa, no debes colocar una introducción de tan solo tres párrafos, pues no estarías especificando todos y cada uno de los aspectos más relevantes de la investigación. Te recomendamos que dentro de la introducción incluyas elementos como la pregunta que se trata de responder en la ponencia, tesis o hipótesis principales en la investigación, métodos utilizados, marco teórico en donde se ubica la ponencia y poca información sobre los resultados o conclusiones.

Ten en cuenta que la introducción es de suma importancia, pues es la parte de la ponencia que busca cautivar al lector a escuchar la presentación posteriormente, es decir, el objetivo de este apartado de llamar la atención de la audiencia, despertando su interés en la investigación desarrollada.

Cuerpo

Dentro del cuerpo central de la ponencia, se incluye la idea principal que se desea presentar. Igualmente, se expone y se ordena la evidencia recopilada para cumplir con el propósito específico de la ponencia. Es muy importante usar el tipo de pruebas o evidencia requerido según el propósito de la ponencia y el ámbito en el cual se presenta. En este apartado se incluye la información necesaria para cumplir el propósito de la investigación, ten en cuenta que no se trata de plasmar toda la información que se tiene en esta parte de la ponencia.

Si colocas exceso de información, esto causará que la audiencia a la cual le presentas el proyecto pierda la atención. Es necesario garantizar que la presentación sea fácil de seguir, además de atractiva e interesante para aquellos que se encuentran en la audiencia.

Resultados

Los resultados deben ser presentados en la ponencia justo como lo que son: resultados. Es válido iniciar el apartado con una descripción general, en la que se tome en cuenta la muestra, población, condiciones de acceso, características de los participantes, tipo de investigación, entre otros. Una vez hayas hecho esta descripción general, coloca los resultados más relevantes de la ponencia, describiendo los mismos en función del objetivo general al que se apunte.

Te recomendamos siempre destacar los resultados que tengan mayor relevancia. En este punto se puede generalizar, sin embargo, siempre ajustando lo que se presenta a través de ejemplos concretos para que el público comprenda y puedas mantener su atención en la presentación. Los resultados deben ser los datos más importantes que se hayan recogido durante la investigación en la elaboración de su presentación.

Siempre busca ser conciso y concreto al transmitir las ideas, guardando siempre una estrecha relación entre ellas y los objetivos que han sido planteados al inicio de la ponencia.

Conclusión

Las conclusiones surgen a partir del objeto de estudio, metodología y marco conceptual de la ponencia. Te recomendamos que dentro de este apartado incluyas recomendaciones al público sobre cómo abordar el tema de tu presentación en futuras investigaciones. Al desarrollar las conclusiones no te encuentras en posición de realizar ningún tipo de afirmación si no te encuentras respaldado por evidencias y hechos científicos para comprobar tu hipótesis.

Estructura de una ponencia: ejemplos

Como hemos mencionado anteriormente, existen diversos tipos de ponencia, por lo que colocar un ejemplo de estructura de una ponencia sería incorrecto, ya que su estructura depende del ámbito en el que esta sea presentada. De igual forma, te dejamos un video informativo sobre algunos ejemplos y estrategias a tener en cuenta a la hora de desarrollar una potencia de manera exitosa. Con este video aprenderás a captar la atención del público, así como dar tus ideas de manera concreta durante la presentación.

El tono de voz en una ponencia es un factor de increíble importancia, ya que tu trabajo es persuadir a la audiencia, invitándolos a leer tu investigación y si es posible, estar de acuerdo con tu posición y resultados.

Persuade con tu voz. Estrategias para sonar creible. Emma Rodero

Recomendaciones para la estructura de una ponencia

El desarrollo de una ponencia le permite al presentador trabajar las cuatro habilidades del lenguaje, ya que requiere de planeación cuidadosa a través de escritura y lectura, presentaciones claras con el uso del habla y una audición activa y atenta para conversar con la audiencia. En este apartado del artículo te brindaremos algunas recomendaciones que debes tener en cuenta a la hora de presentar tu investigación.

En primer lugar, intenta siempre usar fuentes de autoridad acordes con el tema y el contexto. Selecciona las fuentes según el objetivo del texto que has redactado. No es obligatorio o necesario consultar toda la información de la ponencia, sino la más relevante. De esta manera, podrás respaldar tus datos en base a hechos científicos reales.

Busca citas o evidencias que puedan aportar de forma positiva al propósito de la ponencia. Adicionalmente, intenta identificar la posición del autor que lees y tómala en cuenta, poniéndola en diálogo con tu propia posición. Te recomendamos, igualmente, utilizar algún recurso que te permita construir de forma sencilla las referencias bibliográficas, como Zotero, EndNote y Mendeley.

Por último, busca siempre prestar atención a las opiniones y preguntas del público, pues recuerda que quieres su atención y respuesta positiva ante tu investigación. La atención especial a la audiencia que ha asistido a tu ponencia es esencial, pues están dedicando tiempo valioso para escuchar sobre tu investigación. Intenta responder sus preguntas de forma concreta, de manera que puedas seguir captando su atención a lo largo de la presentación.

Si este artículo te ha resultado útil, te recomendamos leer también los siguientes:

(Visited 9.311 times, 17 visits today)

Deja un comentario