Contrato de Préstamo de Dinero entre Particulares

Descubre en este artículo cómo realizar un Contrato de Préstamo de Dinero entre Particulares, de manera legal, sencilla y rápida, con datos confiables que te ayudarán a iniciar este procedimiento.

contrato de préstamo de dinero

¿Qué es un Contrato de Préstamo de Dinero?

Un Contrato de Préstamo de Dinero entre Particulares, también conocido como contrato de mutuo acuerdo, consiste en un documento de contrato sobre una transacción a través de la cual una o varias personas (prestamistas) ofrecen una cantidad específica de dinero a otra u otras personas (prestatarios). En el contrato de préstamo de dinero se establece claramente que la condición del préstamo es que de forma obligatoria, el prestatario reembolse al prestamista en un plazo de tiempo determinado.

Existen dos tipos de préstamos: a título gratuito o a título oneroso. Los préstamos a título oneroso incluyen un porcentaje de intereses, los cuales se devengarán sobre la cantidad de dinero prestado durante el tiempo que dure dicho préstamo. Por otro lado, los préstamos que se hacen a título gratuito no devengan intereses sobre el capital, por lo tanto, la obligación del prestatario será simplemente devolver la cantidad de dinero que le fue otorgada inicialmente.

El contrato de préstamo de dinero puede adaptarse a distintos casos en los que una persona física o particular desee formalizar por escrito el préstamo de su dinero a otra persona física. En caso de que su intención sea otorgar de manera gratuita un bien, como un auto, alimentos, entre otros; a otra persona para que haga uso de ellos y luego los devuelva, será necesario usar el contrato de préstamo de bienes. En caso de que el prestamista otorgue una cantidad de dinero a otra persona sin la obligación de que este sea devuelto, debe realizar un contrato de donación.

Si la cantidad de dinero ya fue entregada y el particular desea contar con un medio para acreditar la existencia de la deuda, debe prepararse un reconocimiento de deuda.

contrato de préstamo de dinero

Cómo utilizar este documento

Es de máxima importancia tener en cuenta que el contrato de préstamo de dinero es un documento ideal para constituir un contrato entre particulares. Esto quiere decir que no puede utilizarse dentro de una relación profesional o profesional-cliente. Su uso es exclusivo para hacer préstamos entre personas físicas o particulares. Por ejemplo, un caso en el que puede ser utilizado es, si un padre quiere prestar una cantidad de dinero a su hijo para que este pueda comprar una vivienda.

En cambio, no se puede usar este documento en casos en que el prestamista sea una sociedad financiera o se dedique de forma profesional al préstamo de dinero. Por estas normas, los préstamos entre particulares a menudo son realizados de forma informal, ya que en la mayoría de los casos existe una confianza mutua por relaciones familiares o amistad. Sin embargo, si no se realiza el contrato, podrían generarse varios inconvenientes en el futuro.

Igualmente, la falta de un contrato de préstamo de dinero puede ocasionar malentendidos con respecto a la fecha en la que el dinero debe ser devuelto, cuotas o regularidad de los pagos, entre otros. En circunstancias extremas, al no existir un contrato, podría darse el caso en el que se le dificulte al prestamista demostrar que realizó un préstamo de dinero y no una donación encubierta. Por lo tanto, el uso de este tipo de contrato te brindará el nivel de seguridad jurídica y económica que necesitas.

Como hacer una carta préstamo de dinero

Modelo de Contrato de Préstamo de Dinero entre Particulares

Dentro de un modelo de Contrato de Préstamo de Dinero entre Particulares se deben señalar aspectos clave, como por ejemplo:

  • Identidad (nombre completo y documento de identificación vigente) de todas las personas que participan como prestamistas.
  • Identidad de todos los que participan recibiendo el dinero, es decir, prestatarios.
  • Cantidad exacta del dinero prestado y, en caso de tratarse de varios prestamistas, cantidad que aporta cada uno.
  • Intereses que devengarán sobre el préstamo, en caso de establecerlos y a cuánto ascienden.
  • Plazo establecido para reembolsar el dinero y medio de pago para realizar la devolución del dinero prestado.

Al completar el documento con la información señalada y otros detalles que se consideren necesarios para establecer las condiciones del préstamo, derechos y deberes de cada una de las partes, el contrato deberá ser firmado por todos los participantes.

Si deseas garantizar mayores niveles de seguridad, las firmas deben realizarse no sólo en la sección final del contrato, sino también en el borde izquierdo de cada página que posee el documento. Se incluyen las páginas de los anexos en los que se pueda adjuntar otros documentos complementarios que también formen parte del contrato. Debe ser firmado al menos en dos ejemplares, de manera que cada una de las partes pueda llevar una copia.

Adicionalmente, los prestamistas o prestatarios pueden optar por la elevación a público de este documento si así lo desean, con la ayuda de un notario público. En ese caso, todas las partes deben presentar su petición en la delegación autonómica de Hacienda en su zona de residencia. Una vez hecho, podrán proceder a la autoliquidación del impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados.

Aunque no sea un procedimiento obligatorio, presentar el contrato ante un notario público garantizará mayor seguridad, ya que será válido para el notario y ante terceros o testigos.

contrato de préstamo de dinero

Ayuda de un abogado

Es importante tener en cuenta que en todos estos casos, si lo necesitas, siempre podrás contar con un abogado. Si el prestatario no quiere cumplir con el contrato y no te ha reembolsado la totalidad de tu dinero, es necesario contratar a un abogado para evitar la mayor cantidad de inconvenientes posible.

Aunque este tipo de contratos no suele generar problemas, en muchos casos se generan conflictos entre las partes, por lo que se ven en la necesidad de contratar un abogado para resolver el problema y hacer lo posible por que todas las partes cumplan con las condiciones establecidas en el contrato.

A la hora de realizar el contrato, te recomendamos igualmente contratar un abogado, pues este sabrá cuál es la forma correcta de redactar el documento. Aunque existan muchos modelos, siempre será mejor pedir ayuda a un profesional. De esta manera, podrás evitar conflictos en cuanto a los pagos correspondientes por parte del prestatario, así como cantidades incorrectas de dinero por parte del prestamista.

Derecho aplicable

A los contratos de préstamo de dinero les es aplicable el código civil, específicamente los artículos 1740 y desde el 1753 a 1757. Con respecto a la tributación, se aplica el real decreto legislativo 1/1993, en donde se aprueba el Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, y Real Decreto 828/1995, a través del cual se aprueba el reglamento de impuestos sobre transmisiones patrimoniales.

¿Es obligatorio que el documento se firme ante un notario?

Como mencionamos anteriormente en este artículo, no es obligatorio formalizar el documento ante un notario público, sin embargo, muchas personas deciden hacerlo para garantizar mayor seguridad sobre su patrimonio. Cabe destacar que el no llevarlo a un notario público significa que el documento no podrá hacer cumplir el pago del préstamo.

El documento, por sí solo, garantiza que el prestatario deberá devolver el dinero en el plazo de tiempo que se haya establecido dentro del contrato. Por otro lado, llevar el documento ante un notario implica que en caso de que el prestatario se rehúse a pagar o reembolsar el dinero del préstamo, se iniciará un embargo de bienes. Si esto no se realiza, las autoridades se verán obligadas a iniciar un juicio con el objetivo de comprobar que lo que el prestamista está reclamando es, en efecto, cierto.

Es por ello que si no se trata de una persona de total confianza, te recomendamos llevar el documento ante un notario público y, además, contratar a un abogado que pueda guiarte durante este proceso de una forma más sencilla.

Si tienes alguna duda o inquietud, ten en cuenta que la ayuda de un profesional no está demás. Contrata un abogado si lo crees necesario o si no entiendes muy bien las condiciones de un contrato de préstamo de dinero entre particulares. Igualmente, te recomendamos que, siempre que realices un préstamo o seas prestatario, sugieras la posibilidad de realizar este tipo de contrato para evitar inconvenientes en el futuro. Si aún así no te sientes totalmente seguro, siempre tendrás la posibilidad de llevarlo ante un notario público.

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad. Quizás te interese leer también los siguientes:

(Visited 601 times, 1 visits today)
Categorías Colombia

Deja un comentario